Hombre | Hasta un 50 % de descuento | Mujer
  • ES
  • Consejo de estilo
  • Buscador de tiendas
  • Mostrar mi lista de favoritos
  • Cesta de la compra y pago 0
El piloto de Fórmula E Lucas di Grassi con BOSSEl piloto de Fórmula E Lucas di Grassi con BOSS
“Los vehículos eléctricos serán el futuro”

El piloto brasileño Lucas di Grassi fue el ganador de la primera carrera de Fórmula E de la historia disputada en Pekín en 2014, y es el piloto que más veces ha subido al podio. Además de ganar la tercera temporada del campeonato del mundo, en 2018 ha acabado en segunda posición, por detrás de su compañero de BOSS Jean-Eric Vergne. En esta entrevista nos cuenta qué hace para mantenerse en forma, por qué conducir es como meditar, y por qué la Fórmula E cambiará el mundo.

Lucas di Grassi para HUGO BOSSLucas di Grassi para HUGO BOSS
  • ¿Cuándo empezó a competir y cómo empezó todo?
    Empecé a correr en 1994, cuando tenía 9 años, en carreras de karts en Brasil. Construyeron un circuito de karts muy cerca de nuestra casa de campo. Me lo pasaba en grande todos los fines de semana. Y así fue cómo empezó todo.
  • ¿Qué le atrajo a la competición de Fórmula E?
    Empecé a colaborar en la Fórmula E desde su inicio, junto a Alejandro. Teníamos muy claro que los vehículos eléctricos serían el futuro, y que hacía falta una categoría de automovilismo para impulsar la tecnología.
  • ¿En qué consiste su entrenamiento?
    Sobre todo ejercicios aeróbicos cada día, en el gimnasio o al aire libre, salgo a correr y practico ciclismo o natación. Para pilotar un bólido de competición hay que estar muy en forma.
  • ¿En qué se diferencia un bólido de Fórmula E de un coche con motor de combustión?
    A la hora de conducir un bólido de Fórmula E, la técnica no es tan diferente. Por supuesto, hay algunas diferencias en el coche, pero es sobre todo por los neumáticos, más que por tener un motor de combustión o eléctrico. Creo que la principal diferencia está en las carreras: en una carrera de vehículos eléctricos la estrategia es esencial a la hora de plantear la prueba, porque tienes limitada la energía. Es casi como jugar al ajedrez a 200 km/h; hay que tener una estrategia muy, muy buena, para atacar en el momento justo, saber cuándo hay que ir a la defensiva, y utilizar la energía con cabeza.
  • ¿Cuál es la mayor contribución de la Fórmula E al automovilismo?
    Su capacidad de impulsar una tecnología que no solo es mejor para el automovilismo, sino que además cambiará la calidad de vida de las personas en el futuro. Además de todo eso, hará del planeta un lugar más sostenible a largo plazo. Es el primer deporte de la historia que contribuye a impulsar y desarrollar una tecnología que será de gran importancia, no solo por su faceta deportiva o de entretenimiento, sino por el futuro de la humanidad. Veo a la Fórmula E convertida en el deporte automovilista más importante del mundo en un plazo de diez años o así.
  • ¿Cómo le ha ido trabajando con HUGO BOSS?
    Por ahora, trabajar con HUGO BOSS ha sido una iniciativa fantástica. Creo que HUGO BOSS ha sido muy valiente al tomar la decisión de salir de la Fórmula 1 y apuntarse al futuro, que es la Fórmula E. Apuestan por un campeonato que todavía está evolucionando. Pero es que además HUGO BOSS va conmigo, porque cuando me visto para un acto de negocios o cuando me relajo, el estilo de la marca HUGO me queda bien, es un poco más informal. Y además los trajes, sobre todo los de la línea Made to Measure, son muy diferentes de otros productos. Para mí es un honor ser embajador de HUGO BOSS, porque tenemos una filosofía de trabajo muy parecida. Nos preocupamos por el futuro, queremos impulsar la innovación tecnológica y ofrecer el mejor producto.
  • A día de hoy, ¿cuál ha sido su mejor momento en la competición?
    Mi mejor momento por ahora ha sido ganar el campeonato del mundo de Fórmula E el año pasado, tras un fin de semana especialmente tenso en Montreal. Me lo pasé en grande, y la fiesta estuvo estupenda.
  • De todas las ciudades en las que ha corrido, ¿cuál es su favorita?
    Es una pregunta difícil. Hemos vivido carreras espectaculares en los cuatro campeonatos disputados. Si tuviera que quedarme con un momento, probablemente sería en Ciudad de México. A pesar de salir en última posición, conseguí ganar la carrera, fue asombroso. Me lo pasé en grande con los seguidores mexicanos. A la ceremonia del podio asistieron entre 40 000 y 50 000 personas. Pero también estuvo muy bien la última carrera de Zúrich, con más de 100 000 espectadores. Ha habido muchísimos momentos asombrosos en la Fórmula E.
  • ¿Qué representa para usted correr en un circuito en el corazón de una ciudad?
    Es muy diferente, tanto para los seguidores como para los pilotos. Por supuesto, para nosotros es mucho más complicado pilotar en un circuito urbano que no está perfectamente adaptado para los bólidos de carreras. Por ejemplo, en Zúrich te encuentras una línea de tranvía que atraviesa el circuito, no parece una situación ideal, pero en realidad le da carácter al circuito. Es el mismo circuito para todos los pilotos, hay que saber sacarle el máximo partido. Además de todo eso, creo que a los seguidores también les encanta, porque llevamos la carrera a ellos, en lugar de hacerlos conducir dos horas hasta llegar a un lugar lejos de la ciudad para ver una carrera de automovilismo. Creo que esta combinación es valiosísima para el campeonato.
  • ¿Qué se le pasa por la cabeza cuando está pilotando en el circuito?
    Es casi como meditar. Te sientas en el coche, intentas fundirte con él, alcanzar un estado mental en el que todo sucede automáticamente y a cámara lenta, y dejarte llevar por el coche. Desde mi punto de vista, es una forma de meditación. Cuando llegas a este nivel, sabes que estás en otra zona y que das lo mejor que tienes.
  • ¿Cómo celebra las victorias?
    Suelo celebrarlas con el equipo, una victoria no es solo mía, el equipo es el que marca la diferencia, y el automovilismo es un deporte de equipo. Nos juntamos todos los del equipo, tomamos unas copas y disfrutamos del momento. Al día siguiente toca volver al trabajo para prepararnos de cara a la siguiente victoria. Es muy importante celebrar los momentos en el lugar donde hemos triunfado.
  • Si le dieran a elegir una ciudad para correr en ella, ¿cuál elegiría?
    Creo que sería en Brasil, por supuesto, soy brasileño. Llevamos ya tiempo intentando organizar una carrera allí. Creo que dentro de poco tendremos una carrera en São Paulo, mi ciudad natal, sería asombroso.